- 
English
 - 
en
Spanish
 - 
es

JRF

Un blog reaccionario

«Verum, Bonum, Pulchrum»

Guía para navegantes X

por | 28 Feb 2024 | Cambio climático

10. ¿Qué hacer?

Con este texto llegamos al final del decálogo en que he organizado la Guía para navegantes. La encabezo con una pregunta de honda raigambre revolucionaria, no en vano es el título de un opúsculo de V.I. Lenin[1], el primero de los grandes criminales de Estado del Siglo XX, cuando se preguntaba cómo debe organizarse un partido revolucionario y qué estrategias diseñar para controlar éste.

Nada más lejos de estos planteamientos. De lo que se trata ahora es de cómo desligarse del dogal político y mediático que han puesto sobre la Ciencia, el conocimiento y la Verdad los adalides de la calentología, esa iglesia universal de nuevo cuño. Porque es un montaje sin base científica y porque nos llevará a la ruina.

En realidad, el mecanismo es sencillo, aunque nada fácil de instrumentar. Veámoslo. Pero antes, para facilidad de cotejo, me permitiré incorporar a este texto final los enlaces a los nueve anteriores, que han versado sobre diversas materias, todas ellas relacionadas con la búsqueda de la Verdad que subyace a la Ciencia.

El primero https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-i/ se interrogaba sobre el propio “cambio climático”, remontándose al pasado y verificando si existía o no una causación (yendo más allá de la correlación) entre CO2 y alza de las temperaturas.

El segundo https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-ii/ desarrollaba las distintas teorías científicas que podrían explicar la elevación de temperaturas entre aproximadamente 1850 y nuestros días.

El tercero https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes/ explicaba en detalle cuáles son los distintos “gases de efecto invernadero” que existen en la atmósfera terrestre. El propio fenómeno del “efecto invernadero” se comentaba extensamente.

El cuarto https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-iv/ profundizaba en la condición de gas de efecto invernadero CO2, relacionándolo con el llamado “palo de hockey” y explicando sus ventajas y sus inconvenientes.

El quinto https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-5/ se planteaba la pregunta de cuánto podía influir el ser humano en las variaciones del clima a partir del CO2 “antropogénico”, es decir, de origen humano.

El sexto https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-2/ pone de relieve la desnaturalización de la Ciencia, que los alarmistas están queriendo convertir en una religión laica para que sus postulados se acepten sin crítica.

El séptimo https://joseramonferrandis.es/1374-2/ muestra el modus operandi de los alarmistas, dispuestos a atemorizar a los disidentes del canon ortodoxo y, si eso no es posible, a marginarlos.

El octavo https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-viii/ despliega con detalle todos los procesos intervencionistas multilaterales – por completo inútiles desde el punto de vista del clima, pero extremadamente dañinos desde el del bienestar de las sociedades – y muestra el enloquecido plan denominado Net Zero, absolutamente carente de sentido aparte del de la destrucción de un Occidente sin Ley Natural.

El noveno https://joseramonferrandis.es/guia-para-navegantes-ix/ pone de manifiesto qué países se benefician y cuáles se ven dañados por la intervención destructiva liderada por la ONU y seguida a pies juntillas por la Comisión de la UE y por la administración Biden.

Y dicho esto, veamos la estrategia a seguir.

  • Hechos, datos, racionalidad

Un observador exterior podría pensar que, en realidad, lo más cómodo y eficaz sería el advenimiento de un período de pocos años con inequívocos datos de enfriamiento, no explicable por una fuerte erupción volcánica. Una larga y robusta La Niña, el resultado de las interacciones debidas a las variaciones de los movimientos de la Tierra que Milankovich explicó tan acertadamente, o simplemente la reducción del enorme monto de vapor de agua que la erupción del volcán submarino Hunga Tonga inyectó en la atmósfera terrestre. O una suma de ellas, más probablemente.

Puesto que ocultar temperaturas consistentemente bajas resultaría imposible, esta sería la manera fácil de desmontar el mantra climático[2]. Los jenízaros del clima, empero, lo intentarían evitar, afirmando que el “cambio climático” tiene estas cosas[3]. El inconveniente de esta solución es que ni depende de nosotros, ni es verosímil a medio plazo, aunque el principio de una nueva glaciación puede ser súbito y fuerte, como los datos han probado ocurrió en las anteriores.

Eso sería cómodo, sí, pero no se puede contar con ello. Si se da, estupendo, porque los guardianes del canon antropocéntrico tendrían un problema grave que difícilmente podrían ocultar, a pesar de los medios de comunicación de masas, pero si no se da, no importa. Hemos de considerar lo que está en nuestras manos. Así pues, ¿qué estrategia desarrollar?

  • Ni un paso atrás

Cada error, cada falsedad, cada manipulación y cada nueva iniciativa destructiva que planteen y desarrollen los agentes del “cambio climático” debe ser denunciada. Con los datos en la mano, es necesario efectuar la interpretación correcta y hacerlo con firmeza, difundiéndola lo más posible, dadas las restricciones para acceder a los medios. Ya saben, por tierra, mar y aire.

Hablo por un lado de la desaparición de especies, de la descongelación de la Antártida, de la elevación rápida del nivel del mar, de la expansión de enfermedades de todo tipo, del incremento de los eventos climáticos extremos, del aumento del número y daño de los incendios forestales, de la sequía, de las inundaciones, de las hambrunas … ustedes ya saben, cualquier ideíca que pase por las cabezas de los calentólogos y que atribuyen falsamente al que llaman “cambio climático”[4].

Hablo por otro lado de las múltiples iniciativas que adoptan gobiernos e instituciones para sedicentemente combatir este no-fenómeno, que constituye la esencia del clima, es decir, cambiar. Cualquier medida que suponga cancelación[5] de sistemas energéticos, marginación de colectivos, cierre de industrias, aumento del paro, empobrecimiento y desprecio de usos y costumbres[6], debe ser rechazada con la palabra y con los hechos en la medida en que todavía podamos elegir[7].

  • La Agenda 2030

Está claro que la segunda iniciativa de “desarrollo” de la Organización de Naciones Unidas está en el origen de las prohibiciones en materia energética que buscan destruir las economías de Occidente. Lo pueden ver ustedes en este enlace https://joseramonferrandis.es/el-complot1/ .

No ha habido que investigar gran cosa, pues las propias entidades vinculadas a la ONU lo han venido divulgando desde hace cincuenta años (desde 1972, para ser exactos) e intentando justificar científicamente (a través del IPCC[8]) desde hace más de treinta. En vano, todo hay que decirlo. La enorme capacidad de financiación de la que disponen ha logrado que muchos medios intenten opacar la verdad, pero no pueden. Es misión imposible[9].

Como sabe el lector, la llamada Agenda 2030 es el alias[10] aplicado a un programa intervencionista omnicomprensivo de la ONU que sigue a otro lanzado en el año 2000 cuya denominación era “Objetivos de Desarrollo del Milenio” y que resultó un fracaso total, absoluto[11]. También lo será la Agenda 2030, no les quepa duda.

Pero no es sólo eso. El famoso “Net Zero” es un presuntuoso plan para lograr en los para entonces destruidos países de Occidente un balance cero entre emisiones y absorción del CO2[12] con fecha 2050. No importa que sus muñidores no sepan – literalmente – de qué hablan. Pura ignorancia. Vean.

Las gentes al mando no saben a dónde nos llevan. No les importa, en realidad. Pero a donde seguro que vamos es a una pobreza como no se ha visto desde 1945 en los países europeos. Según Francis Menton, de Manhattan Contrarian[13], es fácil de discernir. No sólo él lo ha descrito en detalle: es de cajón[14].

Los dos países europeos de peso que se están hundiendo en la miseria con sus políticas verdes de reducción de uso de hidrocarburos[15] son la Gran Bretaña[16] y Alemania[17], de lejos esta última el peor desempeño económico del G7[18]. La industria germana, desde hace mucho más de un siglo el florón de su economía, se marcha[19] de su propio país, hastiada e imposibilitada de ser rentable. Y no es cosa de ahora, pero la situación se ha vuelto irrespirable[20].

Desde la recesión de 2008, la economía norteamericana ha crecido un 76%, mientras la alemana lo ha hecho el 19%, es decir, exactamente la cuarta parte. ¿Será casualidad que en ese mismo plazo la “Energiewende,” haya triplicado los precios de la energía? Seguramente, no.

Podemos ver la caída del índice de producción industrial de Alemania en los últimos 5 años, es decir, entre 2019 y 2024. El gráfico inmediato lo evidencia.

Suprimido el período de la pandemia del análisis gráfico, aparece la tendencia, que es clara a la baja. Pero lenta, lo que es letal. Recuerda a la no-reacción de la rana en el cazo, incapaz de percibir la variación de temperatura que acabará matándola. A la rana, así como a las economías de los países, les vendría mejor enfrentarse a un líquido en ebullición (o sea, a una escasez súbita y brutal de energía), pues reaccionarían de inmediato.

Pero atención a la inercia. Si los precios de la energía volvieran a su ser, una vez descabalgados los políticos miserables que los han distorsionado, ¿creen ustedes que la situación de la economía se recuperaría de inmediato? No, no es así. El daño ya está hecho, las desinversiones efectuadas, los cierres realizados y el desmantelamiento, concluido. Caerán estos malvados, pero tardaremos en levantarnos por pura inercia técnica.

Alemania es el país más importante de Europa. Bien merece reflexiones sucesivas, como las que hallarán aquí https://joseramonferrandis.es/en-alemania-pintan-bastos/ y aquí https://joseramonferrandis.es/alemania-se-tambalea/. No les importa maltratar a sus ciudadanos, eventualmente votantes, aunque las cifras sean demoledoras a la luz de las ensoñaciones verdes comparadas[21].

  • La Unión Europea

Es difícil hallar en la Historia un caso de suicidio colectivo en todos los ámbitos de la existencia social y política como el que la Comisión de la UE, asistida por el Parlamento y refrendada por el Consejo, viene imponiendo a los Estados Miembros en las dos décadas largas que han cursado desde el año 2000. El hálito progresista imperante ha posibilitado un decaimiento social, económico y político sin precedentes. El posicionamiento de la UE frente a los países del mundo con envergadura suficiente para comparársele no hace sino perder enteros. Los EE. UU., con todos sus problemas estructurales y de tendencia, se destacan constantemente. La RP China ya se halla por encima de la UE en términos de PIB bruto. India crece vertiginosamente desde su atalaya de 1.440 millones de habitantes.

El Reino Unido, harto de las injerencias comunitarias, ejerció sus derechos de salida de un club gestionado a la manera soviética por burócratas sin el menor sentido estratégico. Lo hemos visto aquí https://joseramonferrandis.es/la-union-europea-quiere-suicidarnos/ , aquí, https://joseramonferrandis.es/cuando-se-jostidio1-europa2/ , aquí  https://joseramonferrandis.es/quo-vadis-europa/ y aquí https://joseramonferrandis.es/las-grietas-en-la-union-europea-no-paran-de-crecer/. Los impuestos y cargas que requiere la implantación del Net Zero costarán a los británicos algo menos de 100.000 millones de Libras esterlinas durante los próximos 6 años, según afirma la Office for Budget Responsibility[22]. Y todo ello para hundirse de cabeza en la miseria. Son unos genios.

Sólo Francia se libra de esta locura, a caballo de su poderosísima red de centrales nucleares, que cubre por sí sola más el 70% de las necesidades francesas de energía eléctrica. Y no se han detenido ahí. Vean https://www.xataka.com/energia/cruzada-macron-energia-nuclear-esta-funcionando-ha-conseguido-diez-paises-aliados. En pocos años veremos quién tiene razón, pero si les parece, me mojo. Es Francia, seguida de Bulgaria, Chequia, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Hungría, Países Bajos, Polonia y Rumanía. C´est pas mal.

  • Los Estados Unidos de América del Norte

Los desarrollos energéticos liderados por las últimas presidencias demócratas[23] están reduciendo la capacidad de crecimiento de los Estados Unidos y minando su solidez económica a través del encarecimiento de los inputs energéticos, de las imposiciones en materia medioambiental[24] y de las prohibiciones[25] a la utilización de combustibles, vehículos y hasta electrodomésticos. El problema no es sólo federal, por cuanto gobernadores como el de California y la de Nueva York operan como punta de lanza de un experimento que ya está fallido, pero en el cual persisten, pues no se conoce el caso de un progre norteamericano que reconozca haber cometido un error y rectifique.

Los técnicos, analistas y no pocas empresas americanas están haciendo sonar las alarmas, pero los estólidos al frente hacen oídos sordos[26], creyendo que todo es una cuestión de coste y que las inversiones necesarias resolverán el problema[27]. Como en la URSS, igual. ¿Que el hidrógeno llamado verde[28] cuesta entre 5 y 10 veces más que el gas natural? No importa, somos ricos. Sí, los políticos y sus apesebrados sin duda lo son[29]. Y rufianes sin remedio: destruyen las centrales de carbón para que no quepa tentación de utilizarlas[30]. Seguramente llegará un gobierno que los denuncie y un fiscal que los califique de traidores. Han de pagar por estos estragos.

  • Los sucesivos gobiernos de España

¡Cómo escribir sobre una Guía para navegantes, fundamentalmente españoles, sin hablar del fenómeno que se da en España, tanto con gobiernos del PSOE (y aliados) como con gobiernos del PP, indistinguibles en la práctica! Desde el Protocolo de Kioto, firmado por un gobierno del PP, hasta ahora mismo, los sucesivos gobiernos vienen dando muestras de su deseo de destruir España y en el ínterin, lucrarse. Y el que venga detrás, que arree.

España dispone desde ya de los recursos precisos para proporcionar energía limpia, barata y abundante a su población, cubriendo las necesidades de su industria, de los servicios y de las necesidades de la gente en su vida cotidiana, excepción hecha de los combustibles para automoción[31]. No precisa depender para nada del gas natural.

Se trata de la magnífica red de embalses con capacidad de generación de electricidad[32]. Unos utilizan el paso del agua por sus turbinas para generar energía eléctrica y el agua sigue su camino. Otros, además, desvían las aguas hacia un embalse superior[33], donde se almacena[34]. Más tarde, cuando lo requiere el sistema, ese embalse de alta cota permite la caída del agua y la nueva generación de electricidad. Es como un virtuoso ciclo cerrado.

Lo he publicado aquí https://joseramonferrandis.es/energia-hidroelectrica-una-solucion-definitiva/ , pero cuanto yo diga al respecto palidece ante el magnífico trabajo de Luis del Rivero, que recomiendo encarecidamente lean, conserven y futuras generaciones de políticos distintas de los actuales y ajenas a los partidos dominantes apliquen en cuanto les sea posible. Lo pueden ver aquí España tiene agua de sobra, hay que saber aprovecharla, por Luis del Rivero (theobjective.com) ; es un parteaguas del conocimiento en materia de energía y utilización del agua disponible.

¿Que por qué los gobernantes al uso no utilizan solamente el agua, la energía nuclear, el viento y el sol para generar la energía eléctrica que necesitamos, recurriendo a importaciones de gas inestables y gravosas? Evidentemente, porque no quieren. Materia de otro análisis.

  • El porvenir

Es mucho más seguro prever el pasado, ciertamente, pero los signos de cuanto acontece son alentadores. En primer lugar, a pesar del inmenso y carísimo esfuerzo mediático para asentar el alarmismo climático en la mente de los ciudadanos del mundo desarrollado, esa preocupación no despega, sino más bien entra en barrena de manera creciente. Nada de extrañar, considerando que ni una sola de las profecías acongojantes que vocean los alarmistas se ha producido.

Así, las agendas calentológicas no avanzan con suficiente rapidez y la gente se aleja de tanta alarma injustificada y nunca materializada.

Adicionalmente, algunas entidades relacionadas con el análisis meteorológico y el clima, cuyos informes han sido utilizados ciegamente por gobiernos de países relevantes de Occidente,[35] empiezan a reconocer, si bien con la boca pequeña[36], que alguno de sus cálculos, sobre los que se tomaron decisiones extremadamente dañinas para las economías y sociedades en las que medran, estaban equivocados[37]. Y mucho[38].

El Daily Telegraph[39] afirma rotundamente: “It is now clear that Parliament authorised Net Zero without any proper assessment, whether financial or energy, and the whole Net Zero legislation must now be suspended until a full independent assessment is carried out.” Al Daily Telegraph no le tiembla el pulso: “los miembros del Comité de Cambio Climático deben ser cesados… y reemplazados por miembros verdaderamente independientes … . La búsqueda ideológica del Net Zero no puede estar por encima del bienestar de los británicos, no puede poner su seguridad energética en peligro o empeorar su situación”. Pues eso es precisamente lo que los gobiernos de Occidente, estimulados por la ONU y los plutócratas financiadores de todos conocidos, están llevando a cabo desde hace lustros[40].

Y hay más. Empresas como JPMorgan Chase, State Street y BlackRock (parcialmente) han abandonado Acción Climática 100+[41]. Esos son recursos financieros[42] que ya no van a llegar a las arcas de quienes afirman, a la manera leninista, que “el fin justifica los medios”. Sus siempre deleznables medios.

  • ¿Qué hacer? 

Termino como empecé. Los monstruos no suelen desvanecerse en la nada por propia iniciativa. Es necesario empujarlos. Y por eso, copiopego uno de los pantallazos en la presentación que suelo efectuar, con ayuda de un PowerPoint, para explicar el contenido de mi libro https://www.unioneditorial.net/libro/crimen-de-estado/ Estas son mis recomendaciones para contribuir a hacer desaparecer de nuestras vidas esta colosal estafa, “la mayor mentira jamás contada” en palabras de Nils-Axel Mörner.

[1] A su vez basado en una novela de N.G. Chernishévski, de idéntico título.

[2] La concentración de CO2 en la atmósfera sería igual o mayor que la actual, así que el argumento base se caería por su propio peso, aunque conviene recordar que La Pausa entre 1998 y 2016, en la que la temperatura de la atmósfera no subió en absoluto, ha sido obviada por el establishment institucional climático y sus amanuenses.

[3] Ya saben, el calor es frío, la represión es libertad, la abundancia es hambre y así. Echen un vistazo a 1984 (George Orwell) y sabrán a qué me refiero.

[4] Ya sabe el lector: el clima cambia constantemente, por lo que decir “cambio climático” es como no decir nada. Qué dolor tuvo que suponer para ellos dejar la anterior denominación de “calentamiento global” …

[5] Hubo unos años en que la cabeza visible de la iglesia católica utilizaba frecuentemente el término cancelación en sus diatribas anticapitalistas. Hay que reconocerle una enorme capacidad de aggiornamento (proceso tan propio de esa institución en los últimos 60 años), porque ya no lo utiliza.

[6] Si encarecen la energía, destrozan las economías y hunden las sociedades. Sabemos fehacientemente que eso es lo que buscan desde hade décadas y nos oponemos a que deslocalicen las plantas fabriles, eleven los costes de vida (más allá de los impuestos que constantemente alzan para facilitar sus fines), destrocen las clases medias y esclavicen a los menos capaces a cambio de una paguita de mierda.

[7] ¿Que a los progres no les gustan los toros? Abónese a Las Ventas. ¿Que intentan forzar a la gente a adquirir un vehículo eléctrico caro y limitado https://joseramonferrandis.es/el-coche-electrico-se-gripa-primera-parte/ y https://joseramonferrandis.es/el-coche-electrico-se-gripa-segunda-parte/ ? No lo haga. Hay muchas gateras en la pléyade de normas que los socialistas de todos los partidos se inventan cada día para hacernos la vida imposible mientras ellos se la procuran muelle. Ese castillo de naipes prochino también se les está hundiendo. ¿Que le aseguran que los insectos son una elección alimenticia y hasta gastronómica digna de ser valorada y aceptada? Que se los coman ellos, cosa que sin duda no verá que hagan. ¿Qué encender la chimenea es un atentado contra la Naturaleza? No, no lo es. Enciéndala hasta en verano para hacer choricitos (sí, de cerdo) a la brasa. Hagámosles ver de cada forma posible que no vamos a aceptar este trato.

[8][8] IPCC por Intergovernmental Panel for Climate Change. Tienen información sobre él en las anteriores entregas de la Guía.

[9] Se pongan como se pongan. Es el caso de Alemania en febrero de 2024, como se puede apreciar aquí Germany Moving to Authoritarianism “Those Who Mock State, Must Have To Deal With Powerful State” (notrickszone.com). Y todo ello mientras el partido Verde se hunde en los sondeos, la industria alemana, otrora poderosa, se encoge vertiginosamente y los vehículos eléctricos ven (recurso literario. Los que lo ven son sus fabricantes, desesperados) cómo se reduce gravemente su demanda.

[10] Su denominación oficial es “Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

[11] De los 8 Objetivos y 17 metas del ODM, la única de éstas que se cumplió fue una del Objetivo 1: “Erradicar la extrema pobreza y el hambre”, que se concretaba en que la mitad de las personas tuviera ingresos per capita superiores a 1,25 $/día. Y sí, se cumplió, pero fue por el vertiginoso desarrollo de la República Popular China y de la India en su proceso de globalización y consecuente enriquecimiento, pero de ninguna manera porque la ONU hiciera algo al respecto.

[12] Si usted, lector, se pregunta por qué esa manía con el CO2, conoce la respuesta si ha leído las anteriores entregas de la Guía para navegantes: los gobernantes (sic) han enloquecido con tal de gravar las emisiones de CO2, que pueden medir, pero que nada tienen que ver con las variaciones de temperatura de la atmósfera terrestre.

[13] Markers Along The Road To The Death Of Net Zero — Manhattan Contrarian

[14] Hay una forma popular de expresarlo: “lo que no puede ser no puede ser y además, es imposible”. Eso lo saben de sobra los (i)-responsables de esta locura energética, pero su misión no es alcanzar un objetivo técnicamente inalcanzable, sino empobrecernos por el camino. Una sociedad empobrecida es más manejable.

[15] Bueno, el caso de Alemania es pura hipocresía, adelantando en esa asignatura al habitual primero de la clase, el Reino Unido de la Gran Bretaña. La quema incesante de lignito y la importación de gas (que no será ruso, pero es gas) no les quita de la boca que ello son contrarios al uso de combustibles fósiles y dan ejemplo. Tener a estos Estados por líderes de algo, trae consecuencias. Consecuencias que, en última instancia, derivan de sustituir la Recta Razón por la Razón de Estado.

[16] Vean estas frases. “El alto precio de la energía británica ha convertido Port Talbot (una acería cerrada muy recientemente) en no competitiva. Este absurdo y misantrópico credo vende a los trabajadores británicos que han perdido su trabajo la idea de que son progresistas, mientras el CO2 se emite ahora desde China e India. . . . [El RU será el único país del G7 sin fábricas punteras de acero. ¿Es esto serio? El lector puede sacar la impresión de que la nación está gobernada por una quinta columna comprometida en su destrucción. “Como fabricante intensivo en energía, el sector del acero es especialmente sensible a los costes energéticos. Ha sido el primero en sentir el dolor infligido por las políticas climáticas del Reino Unido, pero no será el último. El acero es el canario en la mina, avisando con antelación del daño económico general que se avecina conforme los costes de las políticas climáticas llegan a los restantes sectores económicos.” Y más: Rising energy prices are killing British industry: UK steel collapse ‘inevitable’ due to Net Zero (netzerowatch.com)

[17] Recuerden, su transición energética o Energiewende los lleva a la desaparición. Una transición como otra cualquiera, pero esta vez, la última. Autoinfligida, como todas las anteriores.

[18] Este artículo de Politico lo sintetiza bien Europe’s economic engine is stalling: The deindustrialization of Germany – POLITICO

[19] Se marcha a la República Popular China. No sólo los políticos son suicidas en Alemania.

[20] Para una empresa, la respiración pasa por los costes de producción, la seguridad regulatoria, la independencia judicial y la estabilidad macroeconómica.

[21] Alemania emite 666 millones de toneladas de CO2. EE. UU., 5.057 millones. China más de 15.000 millones. Han perdido la cabeza, suponiendo que alguna vez la tuvieran.

[22] Net Zero Electricity Fantasies to Cost British Consumers £100 Billion Over Next Six Years – Watts Up With That?

[23] Barack H. Obama, Joe Biden.

[24] Y alimenticia, ya digo. Menos carne, menos lácteos. Y menos vuelos, si a ello vamos.

[25] Cubiertos y menaje de un solo uso ya han sido prohibidos. No recomendada su menor utilización, no; prohibidos. Y nadie les dice lo que realmente piensa.

[26] Las decisiones equivocadas y criminales seguirán en vigor mucho después de que se demuestre que son inútiles, irracionales y dañinas.

[27] ¿Que no hay energía? Pues desarrollamos el hidrogeno como sustitutivo. Así, de un día para otro. Sin mirar nada más, como por ejemplo precios y plazos.

[28] El precio que el Reino Unido ha acordado pagar por el hidrógeno verde es 27 veces superior a lo que se paga en Nueva York por el mismo contenido energético en forma de gas natural. Y eso afecta sólo al combustible. Luego hay que erigir y pagar almacenamientos, tuberías, sistemas de distribución y centrales de producción de energía con cargo a ese hidrógeno.

[29] En el enlace verán los datos que subyacen a estas afirmaciones Updates On the March to The Great Green Energy Future – Watts Up With That?

[30] En España también, por cierto.

[31] En la medida en que son muy mayoritariamente gasolina y gasoil, su materia prima debe seguir siendo importada.

[32] Queridos progres: este sistema no genera CO2 para nada. Gracias.

[33] Centrales de bombeo.

[34] El sistema funciona como una gigantesca batería natural, almacenando energía eléctrica en forma de energía potencial.

[35] Hablo del Reino Unido de la Gran Bretaña que, aunque decae en las listas (ellos dicen rankings) de manera incesante desde 1945, sigue siendo un actor principal en el mundo. Es miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y tiene armamento nuclear. No es poca cosa.

[36] La frase es inequívoca: “They have conceded privately that that was a mistake”. O sea, que fuera de foco dicen la verdad, pero en público, callan como muertos. El sueldo, el prestigio o la tranquilidad están en juego.

[37] Climate chiefs admitted net zero plan based on insufficient data, leading physicist says | NOT A LOT OF PEOPLE KNOW THAT (wordpress.com)

[38] El Comité de Cambio Climático de la Royal Society británica utilizó UN SOLO AÑO para estimar el comportamiento del viento sobre el que se basaron los cálculos posteriores que llevarían al Net Zero. Si ya este concepto es completamente estúpido e insensato, que su fundamento sea irrisorio sólo añade afrenta a la injuria. Insisto, en estas manos estamos (en este caso, los británicos, pero el comportamiento es general).

[39]https://www.telegraph.co.uk/news/2024/01/20/climate-change-wind-farms-royal-society-green-energy/ . Es de pago. No obstante, copio arriba la frase capital y la traduzco aquí. “Ahora queda claro que el Parlamento autorizó el Net Zero sin contar con el asesoramiento energético y financiero adecuado, por lo que toda la legislación Net Zero debe quedar en suspenso hasta que se lleve a cabo una valoración independiente.

[40] “In addition, the whole of the CC should now be disbanded. Unfortunately it is still required by law, but it should now be staffed by truly independent members, with a remit to prioritise energy security and cost/benefit goals. The ideological pursuit of Net Zero must not override the wellbeing of the British public, put its energy security at risk or make the public worse off.”

[41] Que es una coalición global de inversores cuyo objetivo es inducir a las empresas a que controlen las emisiones perjudiciales para el clima.

[42] Unos 14.000 millones de $. Aquí lo explican Las grandes firmas también se desmarcan del alarmismo climático – Libre Mercado

Autor del artículo

<a href="https://joseramonferrandis.es" target="_blank">José-Ramón Ferrandis</a>

José-Ramón Ferrandis

Nacido en Valencia (España) en 1951. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense. Técnico Comercial y Economista del Estado. Salvo posiciones en Madrid, destinado sucesivamente en Ceuta (España), Moscú (URSS), Washington (EE. UU.), Moscú (Rusia) y Riad (Arabia Saudita). Profesor de Análisis Riesgo País, Análisis de tendencias y Mercados internacionales. Analista. Escritor (Globalización y Generación de Riqueza, África es así, Crimen de Estado). Áreas de especialización referidas a su trayectoria. Con el blog espera poder compartir experiencias y divulgar análisis sobre asuntos de interés general, empezando por el clima y terminando por la Geopolítica; sin dejar de lado la situación de España. Lo completará publicando semanalmente la Carta de los martes, que tiene 4 años de existencia.