- 
English
 - 
en
Spanish
 - 
es

JRF

Un blog reaccionario

«Verum, Bonum, Pulchrum»

Organización de Naciones Unidas: antecedentes, origen, actividades tradicionales

por | 29 Nov 2023 | Globalización, Países / Áreas geográficas

Hagamos historia. La Organización de las Naciones Unidas fue creada en San Francisco (EE. UU.) el 24 de octubre de 1945[1]. No era la primera institución de esas características, pues fue precedida por la Sociedad de Naciones. Echemos un vistazo al desempeño de esta primera intentona.

El 25 de enero de 1919, la conferencia de Paz de Versalles aceptó la sugerencia del presidente norteamericano Woodrow Wilson[2] de constituir una Sociedad de Naciones. La Sociedad de Naciones (SdN) fue un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles[3], firmado el 28 de junio de 1919. Su objetivo era sentar las bases para un nuevo orden internacional tras la I Guerra Mundial y evitar otra guerra de esas características.

El Tratado de Versalles encomendaba a la SdN la administración directa y temporal de los anteriores territorios de Alemania en Europa[4] y de los territorios extraeuropeos pertenecientes tanto al Imperio Alemán como al Imperio Otomano[5]. Esa gestión no fue conflictiva.

La SdN integró originalmente a 42 países (16 de ellos, europeos), incluidos los vencedores en la Gran Guerra y 13 neutrales. Llegó a tener 57 miembros. Estaba vertebrada en torno a Asamblea[6], Consejo[7] y Secretariado[8]. Las lenguas oficiales fueron el francés y el inglés, pues Francia se opuso a incorporar el esperanto. En ningún momento contó con la presencia de los EE. UU., debido a la negativa del Senado estadounidense a participar en la Sociedad de Naciones. Fueron inicialmente excluidos Alemania, Austria, Turquía (perdedores de la guerra) y la URSS[9]. Se incorporaron con posterioridad.

La SdN inició bien su camino. En la disputa entre Suecia y Finlandia sobre la soberanía de las islas Åland (1920), la SdN decidió a favor de Finlandia. En 1921, en la discrepancia entre Alemania y Polonia por la Alta Silesia, la SdN la repartió entre ambos países. En 1922, en relación con las reclamaciones de Polonia y Lituania sobre la posesión de Vilnius, la Conferencia de Embajadores[10] lo resolvió adecuadamente. En 1925, tras la invasión de territorio búlgaro por tropas griegas, la SdN obligó a Grecia a retirar sus tropas y a pagar indemnizaciones a Bulgaria. En 1926, vista la reclamación turca sobre Mosul (que formaba parte del mandato británico de Irak), la SdN resolvió en favor del Reino Unido. Además, la SdN encauzó las conversaciones que dieron lugar a los Tratados de Locarno[11] (1925) y al Pacto Briand-Kellogg[12] (1928). Y aunque en 1938, la SdN arbitró con éxito entre Perú y Colombia para finalizar la guerra por la zona de Leticia, las luces dieron paso a las sombras.

Cuando la situación internacional se deterioró como consecuencia de la política comercial norteamericana posterior al crack de 1929, la Sociedad de Naciones se mostró incapaz de gestionar la situación. Los fracasos de la SdN fueron significativos, sobre todo los que afectaron a las potencias de la época. Ya antes, en 1923, con motivo del incidente de Corfú[13], el conflicto entre la Conferencia de Embajadores y la SdN desprestigió a esta última. Ese mismo año 1923, Francia ocupó la región alemana de la cuenca del Ruhr para exigir reparaciones de guerra, sin que la SdN lo condenara a pesar de estar oficialmente prohibidas esta clase de operaciones para cobrar deudas de guerra. Fue Francia la que más dañó el prestigio de la SdN con estas actuaciones. Estas dos situaciones fueron la excepción.

En 1931 se produjo la invasión japonesa de Manchuria[14], cuya no resolución fue muy perniciosa para el prestigio de la SdN. Con motivo de la Guerra del Chaco, que se desarrolló entre 1932 y 1935 entre Bolivia y Paraguay, la Asamblea General dictó en 1934 una resolución favoreciendo a Bolivia. Entonces, Paraguay se retiró de la Sociedad de Naciones y venció en la guerra. En 1935, Italia invadió Abisinia. El emperador Haile Selassie solicitó la intervención de la SdN, quien condenó la invasión e impuso sanciones económicas, pero excluyendo las exportaciones de carbón, petróleo y acero a Italia, lo que posibilitó la completa invasión de Abisinia en mayo de 1936. Semanas después, la SdN levantó las sanciones. Al poco, Italia abandonó la SdN. Alemania y Japón dejaron de formar parte también de la SdN en 1933. La URSS fue expulsada en diciembre de 1939, cuando sus tropas invadieron Finlandia.

Esta incapacidad para convencer o forzar a los agresores en el marco de las relaciones internacionales fue letal para la SdN. Las razones de fondo coadyuvantes fueron la no participación de los EE. UU. en el organismo (lo que en sí mismo minó considerablemente sus capacidades), la exclusión inicial de los países derrotados en la Gran Guerra, la responsabilización de Alemania por todo lo acontecido desde 1914, las políticas de apaciguamiento desarrolladas por Francia y el Reino Unido[15] frente a la Alemania nacional socialista y, finalmente, la invasión alemana de Polonia el 1.9.1939.

La Sociedad de Naciones fue disuelta oficialmente en abril de 1946. Sus activos y archivos fueron traspasados a la recién creada Organización de las Naciones Unidas (de ahora en adelante, ONU o NNUU).

Heredera de la SdN, la ONU es la mayor organización internacional en nuestros días. Su sede está en Nueva York (Estados Unidos), operando en régimen de extraterritorialidad. Se creó básicamente para mantener la paz y la seguridad entre las naciones. Luego desarrolló otros objetivos, como son garantizar el cumplimiento del derecho internacional, la promoción y protección de los derechos humanos, el desarrollo sostenible de las naciones y la cooperación internacional.

Desde 2011, con la adhesión de Sudán del Sur, el número de Estados miembros[16] es de 193[17].

Los principales órganos de la ONU son la Asamblea General[18], el Consejo de Seguridad[19], la Secretaría General[20], el Consejo Económico y Social[21], la Corte Internacional de Justicia[22] y el Consejo de Administración Fiduciaria[23]. Los idiomas oficiales de la ONU son árabe, chino mandarín, español, francés, inglés y ruso.

La ONU obtiene los fondos que le permiten seguir ahí de dos maneras; en general, el núcleo central y algunas de sus agencias especializadas están financiadas de manera obligatoria por todos los Estados miembros[24]. Muchas agencias especializadas son financiadas por contribuciones voluntarias de Estados miembros, organizaciones de distinto tipo, empresas y particulares.

Para dar una idea del reparto de costes[25], los EE. UU. pagan el 22,000 %, la RP China el 12,005%, Japón el 8,564%, Alemania el 6,090%, Reino Unido el 4,567%, Francia el 4,427%, Italia el 3,307%, Brasil el 2,948%, Canadá el 2,734%, Rusia el 2,405%, Australia el 2,210% y España el 2,146%. Por su parte, India se queda en el 0,834%[26]. Hablamos sólo del núcleo central de la ONU, no de las instituciones conexas, mucho más gravosas.

Veamos un poco la historia de la organización. En 1948 se proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos[27], quizá el logro más destacado de la ONU.

La primera operación de mantenimiento de la paz[28] fue la UNSCOB (United Nations Commission for the Balkans), dispuesta por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de octubre de 1947. Se efectuó en Grecia entre octubre de 1947 y febrero de 1952. Desde entonces se han acometido más de 70 operaciones. Veremos detalles en la segunda entrega de Naciones Unidas.

El abanico de organizaciones que dependen y están integradas de una u otra forma en la ONU es enorme. Su coste es sideral. Demos un repaso siquiera superficial, incorporando enlaces donde sea posible. De la Asamblea General dependen UNCTAD, UNODC, PNUMA, PNUD, UNICEF, UNFPA, ACNUR, PMA, OOPS, PNUAH, UNICRI, UNITAR, UNRISD, UNIDIR, INSTRAW, UNOOSA, COPUOS, OACNUDH, ONUSIDA, UNOPS, UNSSC y la Universidad de las Naciones Unidas[29].

Del ECOSOC dependen 9 comisiones orgánicas, radicadas en Nueva York, 5 comisiones regionales, CEPE CEPA CEPAL CESPAO y CESPAP y 15 organismos especializados: OIT, FAO, UNESCO, OMS, FMI[30], OACI, OMI, UIT, UPU, OMM, OMPI, FIDA, ONUDI, OMT y CNUDMI, más el Grupo del Banco Mundial[31] (BIRF, Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, AIF, Asociación Internacional de Fomento, CFI, Cooperación Financiera Internacional, OMGI, Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones y CIADI, Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones).

Los organismos dependientes del Consejo de Seguridad son el ICTY, el ICTR, el UNMOVIC (Comisión de las Naciones Unidas de Vigilancia, Verificación e Inspección) y la UNCC (Comisión de Indemnización de las Naciones Unidas), mientras que los que lo hacen de la secretaría general son ONU Mujeres, más la OSG, OSSI, OAJ, DAP, DAD, DOMP, OCAH, DAES, DGACM, DIP, DG, OHRLLS, DSS, ONUDD, ONUG, ONUV, ONUN y EIRD[32]. 

Hay, finalmente, una serie de organismos conexos: OMC[33], OIEA, CTBTO, OPAQ, ICC, ITLOS, ISA y SHIRBRIG[34], cuya existencia conviene conozcan si no han podido verlas antes.

Cierto, todos ellos en conjunto son legión. No hay área de actuación en el mundo que no esté cubierta por una, dos o más de estas organizaciones del abanico de la ONU. Con todos estos medios materiales y humanos, la ONU habrá conseguido en estos 78 años la inmensa mayoría de sus objetivos, ¿verdad?

No se pierda el próximo capítulo

[1] Tras unos meses de reuniones previas, entre el 25 de abril y el 26 de junio de 1945, representantes de 50 países se reunieron en San Francisco. Era la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional. Durante los siguientes dos meses, procedieron a redactar y luego firmar la Carta de la ONU, que creó las Naciones Unidas. El objetivo era evitar otra guerra mundial como la que acababan de vivir. La Carta de la ONU fue ratificada por China, los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, la Unión Soviética y la mayoría de los restantes signatarios. Polonia, que no había estado representada en la conferencia, incorporó su nombre más tarde entre los Estados signatarios fundadores, para alcanzar un total de 51.

[2] Thomas Woodrow Wilson (partido demócrata) fue el 28º presidente de los EE. UU. Estuvo en el cargo entre 1913 y 1921. Impulsó la creación de la Reserva Federal (1913). Defendió la segregación racial. Lanzó la iniciativa de los Catorce Puntos. Propuso crear la Sociedad de Naciones, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1919. Instauró el servicio militar obligatorio. Legisló en favor de la Ley Seca. Facilitó la entrada de los EE. UU. en la I Guerra Mundial (1917).

[3] Tras el armisticio de 11 de noviembre de 1918, se precisaron seis meses de negociaciones en la Conferencia de Paz de París para firmar el Tratado de Versalles, que entró en vigor el 10 de enero de 1920. El Tratado fue un trágala francés contra Alemania y constituyó la semilla de la Segunda Guerra Mundial. La disposición que imponía a las Potencias Centrales toda la responsabilidad moral y material de haber causado la guerra y las exigencias asociadas (militares, territoriales y económicas) coadyuvó sustancialmente al estallido de la Segunda Guerra Mundial, junto con la gestión de la crisis de 1929, el proteccionismo desatado por los EE. UU. a partir de julio de 1930 y el ascenso de los totalitarismos en la URSS, Europa y Japón. Para que se hagan a la idea, Alemania terminó de liquidar las reparaciones de la Gran Guerra el 3 de octubre de 2010.

[4] En el territorio de la cuenca del Sarre, 15 años después del 26 de febrero de 1919, se celebró un plebiscito para determinar si el Sarre se unía a Francia, a Alemania o se mantenía bajo la SdN. Más del 90 % del electorado votó por la reincorporación a Alemania. En cuanto a la Ciudad libre de Danzig, tras la invasión alemana del 1.9.1939, el pasillo de Danzig, que había sido creado el 15 de noviembre de 1920, desapareció por la fuerza de las armas.

[5] Los territorios otomanos pasaron a Francia (Siria) y al Reino Unido (Mesopotamia, Palestina y Transjordania). Los territorios africanos del Imperio alemán se repartieron así: Tanganika al Reino Unido, Ruanda-Burundi a Bélgica, Camerún a Francia y Togoland al Reino Unido. En cuanto a los territorios alemanes asignados a terceros países como mandatos, África del Sudoeste pasó a Sudáfrica; Nueva Guinea, Samoa y Nauru al Reino Unido y las islas del Pacífico, al Imperio japonés.

[6] Acogía a los estados miembros, cada uno con un voto. Se reunía una vez al año en Ginebra (Suiza). Proponía y votaba las resoluciones por unanimidad. Era la pieza fundamental de la SdN.

[7] Originalmente estaba compuesto por cuatro miembros permanentes (Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y cuatro no permanentes, elegidos por la Asamblea y renovados por tercios cada tres años. Cambió su estructura y composición en reiteradas ocasiones. Resolvía por unanimidad.

[8] Preparaba las sesiones de Asamblea y Consejo, así como elaboraba los informes. Tuvo 3 secretarios Generales: James Eric Drummond (UK) 1920-1933, Joseph Avenol (Francia) 1933-1940 y Sean Lester (Irlanda) 1940-1946.

[9] Austria se incorporó en 1920, Alemania, en 1925 y Turquía y la Unión Soviética en 1934.

[10] La Conferencia de Embajadores de las Principales Potencias Aliadas y Asociadas fue una organización interaliada posterior a la Primera Guerra Mundial. Se creó en París en enero de 1920. Luego se incorporó a la Sociedad de Naciones. Dejó de existir Formalmente en 1931. La Conferencia estaba compuesta por los embajadores del Reino Unido de la Gran Bretaña, Italia y Japón acreditados en París, así como por el ministro de asuntos exteriores de Francia.

[11] Los Tratados o Acuerdos de Locarno son ocho pactos destinados a reforzar la paz en Europa tras la I Guerra Mundial. Fueron firmados por Alemania, Bélgica, Checoslovaquia, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido, en Londres, el 1 de diciembre de 1925. Básicamente, los firmantes reconocían las fronteras del Tratado de Versalles.

[12] Por el nombre del ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Aristide Briand, y el secretario de Estado de los EE. UU., Frank B. Kellogg. Por su virtud, los 15 estados signatarios (Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Checoslovaquia, EE. UU., el Estado Libre Irlandés, Francia, India (colonia británica), Italia, Japón, Nueva Zelanda, Polonia, el Reino Unido y la Unión Sudafricana. Otros 57 países se adhirieron después) se comprometieron a no utilizar la guerra como mecanismo para resolver controversias internacionales.

[13] El general italiano Enrico Tellini fue enviado a Grecia para investigar un conflicto fronterizo entre Grecia y Albania. Fue asesinado. En represalia, Benito Mussolini ordenó bombardear Corfú y el pago de una fuerte compensación. La SdN ofreció una solución, pero la Conferencia de Embajadores propuso otra favorable a Italia, resultando desairada la SdN.

[14] Japón era propietario de minas, ferrocarriles, fábricas y puertos en Manchuria (China), que controlaba con una guarnición militar acantonada en la ciudad de Kwantung. Para justificar su política imperialista, soldados japoneses volaron una pequeña sección de la vía ferroviaria en septiembre de 1931, acusando a China del hecho. China pidió ayuda a la SdN, que ordenó la retirada de las tropas japonesas. No ocurrió eso, sino que el ejército japonés invadió toda Manchuria. A finales de 1931, Japón la controlaba completameNte y la denominó Manchukuo. En octubre de 1933, la SdN aprobó la retirada de las tropas japonesas y una cuasiautonomía de Manchuria respecto a China. Japón hizo caso omiso y declaró Manchuria como Estado satélite.

[15] Ello impidió a la SdN tratar la crisis de Renania, que es como se conoce la remilitarización de esa región alemana por decisión de Adolf Hitler de 7 de marzo de 1936, vulnerando el Tratado de Versalles. Alemania no podía estacionar tropas en esa región fronteriza con Francia y Bélgica sin previo permiso de ambos países. Lo hizo, empero.

[16] La Carta de las Naciones Unidas estipula que «podrán ser miembros todos los Estados amantes de la paz (sic) que acepten las obligaciones consignadas en esta Carta, y que, a juicio de la Organización, estén capacitados para cumplir dichas obligaciones y se hallen dispuestos a hacerlo». Son admitidos o rechazados como miembros por decisión de la Asamblea General, tras recomendación del Consejo de Seguridad.

[17] Están incluidos todos los Estados reconocidos internacionalmente, menos el Estado de la Ciudad del Vaticano, miembro observador; la Orden de Malta, miembro observador; el Estado de Palestina, miembro observador; la República de China en Taiwán, cuyo asiento en la ONU fue transferido a la República Popular China en 1971 y el Sahara Occidental, que de iure es territorio no autónomo de administración española, como indica el documento S/2002/161.

[18] La Asamblea General es el órgano representativo, deliberativo y normativo de la ONU. Están representados los 193 Estados miembros, que se reúnen cada septiembre en el Salón de la Asamblea General en Nueva York. Cada país tiene un voto. La toma de decisiones en la Asamblea General requiere mayoría de dos tercios cuando se trata de asuntos referidos a la paz y la seguridad, la admisión de nuevos miembros y los asuntos presupuestarios. Cada año se elige a un presidente.

[19] El Consejo de Seguridad tiene la responsabilidad principal de mantener la paz y seguridad internacionales. Cuenta con 15 Miembros (5 permanentes, que son Estados Unidos, la Federación Rusa, Francia, el Reino Unido y la República Popular China y 10 no permanentes). Estos últimos son elegidos de 5 en 5 cada año por la Asamblea General de la ONU, por un periodo de 2 años. Cada uno tiene un voto, aunque los cinco permanentes cuentan con poder de veto. El Consejo de Seguridad decide la existencia de amenazas contra la paz o de actos de agresión. En algunos casos, el Consejo de Seguridad puede imponer sanciones y autorizar el uso de la fuerza. La presidencia del Consejo de Seguridad rota de forma mensual.

[20] La Secretaría está encabezada por el secretario general y lo conforman decenas de miles de miembros de personal internacional, que se dispersan por todo el mundo, realizando el trabajo estipulado por los órganos principales. El secretario general es el oficial administrativo jefe de la organización.

[21] El Consejo Económico y Social es el encargado de tratar los asuntos económicos, sociales y medioambientales, mediante la creación de recomendaciones. También vela por el cumplimiento de los objetivos de desarrollo acordados. La Asamblea General elige a los 54 Miembros del Consejo para períodos de tres años.

[22] La Corte Internacional de Justicia es el órgano judicial principal de Naciones Unidas. Su sede está en La Haya (Países Bajos). Su función es resolver las disputas legales presentadas por los distintos Estados y emitir dictámenes consultivos acerca de las cuestiones legales que los órganos autorizados y las agencias especiales le planteen.

[23] El Consejo de Administración Fiduciaria se estableció en 1945 y tenía como misión supervisar los 11 Territorios fideicomisados bajo la administración de 7 Estados miembros y asegurar que se les preparaba para la independencia. En 1994, todos los Territorios fideicomitidos habían obtenido la independencia, por lo que el Consejo de Administración Fiduciaria suspendió sus operaciones el 1 de noviembre de 1994.

[24] En 2019, por poner un ejemplo, la Asamblea General aprobó un presupuesto de casi 3.074 millones de dólares para sus actividades en el año 2020.

[25] La ONU desarrolla un abanico de correcciones, ajustes, máximos y mínimos muy complejos. En general, el mínimo es del 0,001%, el máximo para los PMA o países menos avanzados es del 0,01%, y el máximo absoluto es del 22% (EE. UU.).

[26] Un par de detalles: el secretario general puede aceptar parte de los pagos en divisas distintas del dólar USA, y la Santa Sede, que participa en algunas actividades, paga el 0,001%.

[27] Las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial contribuyeron a intentar evitar que se produjeran hechos similares en el futuro. La Asamblea General (AG) de la ONU adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948). El 15 de marzo de 2006, la AG votó sustituir la Comisión de Derechos Humanos (UNCHR) por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El UNCHR había sido criticado en varias ocasiones por los miembros que la componían. Varios de sus miembros, como Sudán, Libia o Cuba, poseían y poseen un notable historial de vulneración de los derechos humanos.

[28] Las Fuerzas de paz de las Naciones Unidas (“cascos azules”) son enviadas a regiones donde ha habido conflictos armados para hacer cumplir los acuerdos de paz y disuadir de reanudar las hostilidades. Los efectivos son suministrados por los Estados miembros que lo desean, quienes son responsables de los costes y la disciplina. Las operaciones del mantenimiento de paz fueron establecidas por el consejo de seguridad de la ONU en 1948. Los Estados miembros tienen la obligación de pagar la parte que les corresponde del coste de las actividades de mantenimiento de la paz según una fórmula que incluye una sobrecarga para los cinco miembros permanentes de Consejo de Seguridad. Los países que aportan voluntariamente personal militar a las operaciones de mantenimiento de la paz son reembolsados por la ONU a razón de algo más de 1.000 USD/soldado/mes. La ONU también reembolsa a los países por el equipo que aportan.

[29] El lector puede interesarse por cada una de estas organizaciones en sus enlaces respectivos.

[30] El Fondo Monetario Internacional ha jugado durante más de 70 años un papel capital.

[31] El grupo del Banco Mundial es muy relevante. Ha jugado y juega un papel de gran importancia en las relaciones financieras e inversoras en el mundo. No obstante, la floración de bancos regionales de desarrollo, en directa competencia, ha reducido su predominio.

[32] No hay hipervínculos a muchas de éstas.

[33] La Organización Mundial de Comercio, heredera del GATT, tuvo una importancia capital. Está muerto.

[34] Brigada Multinacional de Fuerzas de Reserva de Despliegue Rápido para operaciones de la ONU, con sede en Copenhague.

Autor del artículo

<a href="https://joseramonferrandis.es" target="_blank">José-Ramón Ferrandis</a>

José-Ramón Ferrandis

Nacido en Valencia (España) en 1951. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense. Técnico Comercial y Economista del Estado. Salvo posiciones en Madrid, destinado sucesivamente en Ceuta (España), Moscú (URSS), Washington (EE. UU.), Moscú (Rusia) y Riad (Arabia Saudita). Profesor de Análisis Riesgo País, Análisis de tendencias y Mercados internacionales. Analista. Escritor (Globalización y Generación de Riqueza, África es así, Crimen de Estado). Áreas de especialización referidas a su trayectoria. Con el blog espera poder compartir experiencias y divulgar análisis sobre asuntos de interés general, empezando por el clima y terminando por la Geopolítica; sin dejar de lado la situación de España. Lo completará publicando semanalmente la Carta de los martes, que tiene 4 años de existencia.