- 
English
 - 
en
Spanish
 - 
es

JRF

Un blog reaccionario

«Verum, Bonum, Pulchrum»

Avance sobre un próximo libro

por | 7 Feb 2024 | Otros artículos

A lo largo de los próximos meses iré dejando en el blog retazos de mi próximo libro, cuyo título se ve al pie de estas líneas introductorias. Espero resulten de interés.

“Francisco Franco, sin adjetivos”

El jefe del gobierno y del Estado español, Francisco Franco, en 1950

 1. Introducción

Francisco Franco Bahamonde fue jefe del Estado español desde el 1 de octubre de 1936[1] hasta el 20 de noviembre de 1975. En total, sus servicios desde la más alta magistratura del Estado sumaron 39 años ininterrumpidos, que habían de dejar una profunda huella. Ello fue así no sólo entre sus contemporáneos, sino en adelante, pues no se observa (tras unos primeros años de lógico impacto mediático y analítico después de su muerte) descenso en el interés que despiertan su figura y su obra.

De ideas conservadoras, Franco valoraba sobre todo el orden y la autoridad. Haberse educado en un entorno militar y serlo él mismo contribuía a la rectitud de carácter que le era propia. Desconfiaba del régimen parlamentario de partidos, que creía causantes de la decadencia de España en el Siglo XX; consecuentemente, identificaba la Segunda República con desorden, crimen, fragmentación nacional, humillaciones al Ejército e infiltración comunista.

Desde el 18 de octubre de 1939, Franco fijó su residencia cerca de Madrid, en el palacio de El Pardo, del que utilizaba unas pocas habitaciones. Disponía de dos áreas de trabajo: una para recepciones o audiencias y otra para el Consejo de ministros.

Era muy metódico en sus espartanas costumbres, arraigadas en su juventud. No fumaba ni bebía. Se levantaba a las 8:00, desayunaba poco, leía la prensa y paseaba. Iniciaba su jornada laboral antes de las 10:00. Concedía audiencias en días distintos a militares, a civiles y a diplomáticos (salvo los viernes, días destinados a los largos consejos de ministros). Comía frugalmente al terminar. Tras pasear o pintar, volvía a su despacho. Después de cuatro horas de trabajo, muchas con presencia de los ministros, veía la televisión o jugaba a las cartas. Cenaba, rezaba y leía largamente antes de dormir.

Franco murió el 20 de noviembre de 1975, tras una larga agonía. Fue enterrado, contra su voluntad expresa, en la Basílica del Valle de los Caídos.

Basílica del Valle de los Caídos, en las proximidades de El Escorial, Madrid

[1] Fecha en la que fue investido jefe supremo de los sublevados por los mismos sublevados.

Autor del artículo

<a href="https://joseramonferrandis.es" target="_blank">José-Ramón Ferrandis</a>

José-Ramón Ferrandis

Nacido en Valencia (España) en 1951. Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense. Técnico Comercial y Economista del Estado. Salvo posiciones en Madrid, destinado sucesivamente en Ceuta (España), Moscú (URSS), Washington (EE. UU.), Moscú (Rusia) y Riad (Arabia Saudita). Profesor de Análisis Riesgo País, Análisis de tendencias y Mercados internacionales. Analista. Escritor (Globalización y Generación de Riqueza, África es así, Crimen de Estado). Áreas de especialización referidas a su trayectoria. Con el blog espera poder compartir experiencias y divulgar análisis sobre asuntos de interés general, empezando por el clima y terminando por la Geopolítica; sin dejar de lado la situación de España. Lo completará publicando semanalmente la Carta de los martes, que tiene 4 años de existencia.